En los comienzos de un proceso de coaching, en algunos casos, el cliente no confía demasiado en sí mismo. No cree en sus posibilidades, aptitudes, fuerza de voluntad o inteligencia pero, tras unas sesiones, comienzan a sentir el poder. Se produce lo que se conoce como “empoderamiento”. Sienten que pueden llegar a un nivel superior. De hecho, están pasando a un nivel superior gracias al trabajo, la toma de conciencia, la metodología y, por supuesto, gracias a ellos mismos. Keep Reading →