Parece que estamos obsesionados con conseguir el “éxito”. Deslumbrados y cegados por la idea de crear la famosa escalera que nos llevará hacia allí. Y para muchos, finalmente sólo les servirá para darse cuenta, en su lecho de muerte, de que esa escalera estaba apoyada en la pared equivocada. Es muy posible que en ese instante caigamos en la cuenta de nuestras lamentaciones, preguntándonos por qué tuvimos que pasar tanto tiempo en la oficina. Tantas horas lejos de nuestros seres queridos. Tan poco tiempo dedicado a nosotros mismos por el simple hecho de conseguir más. Más éxito laboral. Keep Reading →