Leyendo un libro de Athony Robbins, el prestigioso coach y comunicador estadounidense, acabo de ver algo que ya muchos imaginábamos pero que no nos paramos a pensar en ello.

Todas las personas que han llegado muy lejos, aquellas que podemos denominar exitosas, tienen unos rasgos comunes. Todas sin excepción.

Si tienes un objetivo en la vida, creo que te vendrá bien leer este post y convertir estos rasgos de los que hablaremos a continuación en hábitos. Creo que estos siete mecanismos activadores básicos pueden garantizarte éxito a ti también:

Rasgo numero uno: ¡La pasión! Todas esas personas han descubierto una pasión que las consume, les da energía, casi las obsesiona, y las impulsa a obrar, a progresar, a destacar. Por pasión, uno madruga y trabaja hasta altas horas de la noche. Pasión es lo que quiere hallar la gente en sus relaciones. No se alcanza la grandeza sin una pasión por ser y hacer algo grande.

Rasgo número dos: ¡La fe! Nuestra fe en lo que somos y lo que remos llegar a ser, determina con bastante exactitud lo que seremos.  Si creemos en la magia, tendremos una vida mágica. Si creemos que en la vida predominan las limitaciones, nos habremos puesto límites muy reales.

Rasgo número tres: ¡La estrategia! La estrategia es la manera de organizar los recursos. Se necesita una noción inteligente de progresión lógica. No basta sólo con Pasión y fe. Cuando Steven Spilberg decidió convertirse en cineasta, se trazó la línea que le conduciría hacia el mundo que deseaba conquistar. No basta con los recursos; es necesario utilizarlos del modo más eficaz.

Rasgo número cuatro: ¡La claridad de los valores! Cuando pensamos en lo que ha engrandecido a muchos países se nos ocurren cosas tales como el patriotismo, el orgullo, la tolerancia, el amor a la libertad. Esos son valores. Son sistemas de creencias que nos sirven especialmente para juzgar lo que está bien y lo que está mal en nuestras vidas. Aquellos que viven en un mundo de “teorías bonitas” piensan que el bien y el mal no existen. Sin embargo, incluso ellos tienen un procedimiento de actuación y de pensamiento que regula, aunque sea de forma inconsciente lo que está bien o mal para ellos y para los que les rodea. Son nuestros juicios acerca de lo que vale la pena. Nuestras estrategias para el triunfo se ven afectadas por nuestros valores. Si tu estrategia exigiese hacer cosas en contra de tus valores, no funcionaría y terminarías cayendo. Respecto a los valores, que cada uno elija los suyos.

Rasgo número cinco: ¡La energía! La energía puede ser la entrega total y jubilosa de un Bruce Springsteen, o el dinamismo empresarial de un Donald Trump y Steve Jobs. A la excelencia difícilmente se llega paseando a ritmo sosegado. Los triunfadores se apoderan de las oportunidades y les dan forma. Viven como obsesionados por las oportunidades de cada día. La energía física e intelectual es necesaria para obtener el máximo provecho de nuestras posibilidades.

Rasgo número 6: ¡El poder sinérgico! Casi todos los triunfadores tienen un talento para conectar y establecer relaciones con las demás personas, cualesquiera que sean sus orígenes y sus creencias. No digo que no pueda darse a veces un genio solitario, pero en ese caso, al estar en confinamiento solitario, posiblemente fracase en otros muchos aspectos de su vida. Las personas altamente efectivas y exitosas tienen siempre la cualidad de crear lazos que les unen con millones de contemporáneos.

Rasgo número siete: ¡Maestría en las comunicaciones! El modo en que nos comunicamos con otros y el modo en que nos comunicamos con nosotros mismos, determina en último término la calidad de nuestra vida. Las personas con éxito han aprendido a aceptar cualquier desafío que les presente la vida y a comunicar esa experiencia consigo mismos de tal manera que logran cambiar las situaciones a mejor. Las que fracasan se resignan a las adversidades y las asumen como limitaciones. El dominio de las comunicaciones, externa e interna, es lo que hace a los grandes padres, los grandes maestros, los grandes artistas, los grandes empresarios, etc…

 

¿Cuáles de estos rasgos te definen? Espero tus comentarios. Dame tu punto de vista.

 

Si te gustó el post, no olvides compartirlo con los demás.