Hace algunos años que se discute sobre esta pregunta. Para llegar al éxito, ¿debo copiar o innovar?

Sin darme cuenta, me he topado en ocasiones con libros que hablan del “modelado”. Es decir, copiar aquellas actuaciones de personas exitosas para realizarlas tú y obtener el mismo resultado. Si quisiera convertirme en un empresario de éxito, por ejemplo, podría leer sobre los mejores empresarios del mundo. Observar sus vidas. A qué hora se levantan, cuánto tiempo dedican al ejercicio, qué comen, cuántas horas duermen, qué han estudiado, que leen, cómo negocian, de quienes se rodean, qué acciones comerciales se han llevado a cabo en sus proyectos, qué métodos publicitarios. Podría copiar literalmente sus acciones y modelar así su conducta para aproximarme a la misma situación de “éxito” en la que ellos están. No te engañaré; funciona. No digo que vayas a ser igual que la persona a la que estás copiando, pero sin duda, si realizas sus mismos movimientos, llegarás al éxito y en menos tiempo. Equivale a dos creencias vitales en el camino hacia el éxito:

1. Si una semilla crece en un lugar, también puede crecer en otro.

2. Si tú puedes hacerlo, yo también.

Si quisiera ser una persona feliz, con un matrimonio feliz y en una familia feliz, podría leer o incluso estar con personas que lleven 40 o 50 años de matrimonio y que fuesen realmente felices. Podría copiar cómo se comportan el uno con el otro, cómo se respetan, qué aportan el uno al otro, cómo se comportan ante dificultades en la vida o en su matrimonio, cómo educan a sus hijos, cómo se hablan, cómo se tocan, cómo discuten, cómo son las bases de su alianza. Podría copiar literalmente su comportamiento y, sin duda, estaría muy cerca de ser tan feliz como ellos. Es lo que llamamos modelado.

Si algo funciona en un lugar, podría copiarlo tal cual y debería funcionar en otro. Si quisiera montar un restaurante de éxito, una buena táctica sería viajar por mi país y visitar algunos de los restaurantes más exitosos. Podría copiar detalladamente los aspectos más importantes de cada uno de ellos y, sin duda, mi restaurante funcionaría. Es posible que no al mismo nivel ni con el mismo ratio de éxito, pero eliminaríamos la posibilidad de fracasar. De eso no hay duda.

El modelado te da éxito. Llegas a él en menos pasos ya que no tienes que inventar ni fallar y volver a intentarlo una y otra vez. Ya tienes el camino llano y con las indicaciones para que no te pierdas.

Mi pregunta es: si eso es así, ¿por qué no todo el mundo llega al éxito? La respuesta es bien sencilla. Hay personas que ni siquiera se esfuerzan para copiar. Modelar también requiere esfuerzo. La gran mayoría de las personas están demasiado “ocupadas” en su zona de confort, esperando a que llegue el genio de la lámpara y les conceda sus tres deseos. Es mucho más fácil quejarse y no ser responsables. Es más sencillo tener excusas paralizadoras. Es más, si quieres llegar al verdadero éxito tienes que pagar un precio. Incluso copiando.

Crear algo nuevo está en manos de unos pocos afortunados a los que yo llamo, “de mente brillante”. Inventar está en otro nivel muy superior. Por eso las buenas ideas no tienen precio. No se puede pagar a una persona teniéndola en una habitación para que tenga, simplemente, ideas excelentes y exitosas. A parte de que para inventar, como dicen algunos, has de saber “la tira”.

Pero inventar no es innovar. Inventar es crear algo de la nada. Innovar es mejorar algo que ya está inventado. Por ello, y volviendo a la pregunta del enunciado del artículo, siempre recomiendo las dos cosas; En primer lugar, copia las actuaciones, los pasos y procedimientos de aquellos que se dediquen a lo mismo que tú y que están en la cima de la montaña. En segundo, trata de innovar cuando ya tengas tu modelo creado. Pon tu seño de identidad, dale un valor añadido que sea tuyo. Diferénciate de los demás, poniendo una pincelada de innovación a tu negocio o a tu carrera, ya sea profesional o personal. Por el contrario, serás simplemente un número más dentro del bombo de lotería.

 

Y tú, ¿Qué opinas?: ¿Innovamos o copiamos?

Espero tus comentarios y, por favor, haz que el post llegue más lejos con un simple clic. ¡Comparte!