Espero que estés preparado para leer la segunda parte de este post que te ayudará a cambiar tu comportamiento y conseguir mayor éxito. Si aún no has visto la primera pieza del artículo, de nada te servirá leer lo que viene a continuación, así que pincha aquí para leer los primeros tres pasos http://jdr-coaching.com/los-6-pasos-que-dio-tony-robbins-para-cambiar-su-comportamiento/

 

Continuamos;

Paso 4

Crear una alternativa nueva y capacitadora:

Todas tus pautas neurológicas están diseñadas para ayudarte a alejarte del dolor y acercarte al placer. Todas. Esas pautas se hallan bien establecidas, y aunque puedan tener efectos colaterales negativos, si has aprendido que un hábito puede alejarte del dolor, ¿qué harás? Sencillo, volver a él una y otra vez, puesto que no has descubierto ninguna forma mejor de lograr los sentimientos que deseas experimentar de nuevo.

 

Si has seguido cada uno de estos pasos, es que tienes claro lo que deseas y lo que te estaba impidiendo conseguirlo, has encontrado apalancamiento sobre ti mismo y has interrumpido la pauta negativa. Lo que necesitas ahora es llenar el vacío con nuevas alternativas que te produzcan las mismas sensaciones agradables. ¿Qué te parece sustituir la preocupación con una acción a gran escala siguiendo un plan diseñado por ti mismo para alcanzar tus objetivos? La depresión, por ejemplo, puede sustituirse enfocando la atención sobre cómo ayudar a otros que tengan necesidad.

Si rompemos las viejas pautas, nuestros cerebros buscarán automáticamente una pauta sustitutiva para proporcionarnos la sensación que deseamos.

Esa es la razón por la que muchos de los que rompen la pauta de fumar aumentan de peso a continuación: su cerebro busca una nueva forma de crear la misma clase de sensaciones placenteras, y se ponen a comer grandes cantidades de comida para conseguirlas.

La clave, pues, consiste en que busquemos conscientemente nuevos comportamientos o sensaciones con los que poder sustituir a los viejos.

 

Paso número 5

Condicionar la nueva pauta hasta que sea consistente:

El condicionamiento es la mejor forma de asegurarse de que cualquier cambio que hagas será consistente y duradero a largo plazo. La forma más sencilla de condicionar algo consiste en practicarlo una y otra vez hasta que se abra un camino neurológico. Si encuentras una alternativa capacitadora, imagínate practicándola hasta que comprendas que puede alejarte del dolor y acercarte al placer con rapidez. Tu cerebro empezará a asociar esto como una nueva forma de producir ese resultado sobre una base consistente. Esto es de vital importancia, ya que si no lo haces así, regresarás al viejo comportamiento.

 

Si practicas la nueva alternativa capacitadora una y otra vez, y lo haces con una tremenda intensidad emocional, se grabará un camino, y con mayor repetición y emoción, éste se convertirá en autopista hacia tu nueva manera de alcanzar resultados, hasta llegar a formar parte de tu comportamiento habitual. Requiere de esfuerzo, no te voy a engañar. Al fin y al cabo estás reprogramando tu cerebro.

 

El siguiente paso consiste en establecer un programa para reforzar tu nuevo comportamiento. ¿Cómo puedes recompensarte por alcanzar el éxito? No esperes a haber pasado un año sin fumar. ¡Ofrécete una recompensa a ti mismo después de un solo día sin fumar! No esperes a haber perdido cuatro kilos de peso, ni siquiera medio. En cuanto hayas apartado el plato, dejando comida en él, date una palmadita en el hombro. Establece una serie de objetivos a corto plazo, y cada vez que alcances uno de ellos recompénsate de inmediato.

Si te has sentido deprimido o preocupado, cada vez que emprendes una acción, en lugar de seguir deprimiéndote o preocupándote, ¡Cámbialo! Si te preguntan eventualmente cómo te sientes, sonríe y contesta: «Estupendamente». Y ofrécete una recompensa por haber empezado a introducir los cambios necesarios mediante los que asegurar tu éxito a largo plazo. De ese modo, tu sistema nervioso aprende a vincular el placer con el cambio. Son pasos cortos pero firmes.

El primer principio organizador de cualquier tipo de «condicionamiento para el éxito» es el poder del reforzamiento. Debemos saber que, para producir de forma consistente cualquier comportamiento o emoción, hay que crear una respuesta condicionada.

Todas las pautas son el resultado de un reforzamiento; Todas. La clave para crear consistencia en nuestras emociones y comportamientos es el condicionamiento, repito. Y La expectativa es lo que impulsa el comportamiento. Varía tus recompensas y obtendrás mejores resultados para establecer el cambio, tanto en ti mismo como en cualquier persona a la que te dirijas.

En aquellas empresas que ofrecen a sus empleados una recompensa mayor de la esperada, se crea una gran motivación para continuar ofreciendo un gran servicio en el futuro, con la expectativa de que recibirán por ello una recompensa aún mayor.

Ese mismo principio puede obrar milagros con tus hijos. Y no hablo estoy hablando de dinero.

 

Paso 6

¡Pruébalo!:

Revisemos lo que has conseguido hasta ahora: has decidido y elegido la nueva pauta de emoción o comportamiento que deseas establecer, has obtenido apalancamiento sobre ti mismo para cambiarla, has interrumpido la vieja pauta, has encontrado una nueva alternativa, y la has condicionado hasta hacerla consistente. El único paso que te queda por dar consiste en asegurarte de que va a funcionar en el futuro.

¿Cómo?

Una de las formas de conseguirlo, tal y como se enseña en la programación neurolingüística, es «ponerlo a prueba». Para ello, imagínate la situación que solía frustrarte y observa si todavía sigue produciendo el mismo efecto, o si se ha visto sustituida por tu nueva pauta de sentirte «fascinado».

Ahora ya dispones de la herramienta del NAC, de Tony Robbins, para el cambio. La clave de todo consiste en usarla. Pero no lo harás a menos que sepas para qué la estás utilizando. Tienes que saber qué es lo que deseas realmente; tienes que descubrir…

 

Este artículo puede cambiar tu vida, amigo/a. No es ninguna broma. Si no lo hace, la respuesta es sencilla; Realmente no quieres cambiar. Es simplemente un “desearía” sin más. Nada se consigue sin esfuerzo. Hay un dicho popular que dice que el éxito de una persona está medido por la cantidad de conversaciones incómodas que pueda tener en su vida. La incomodidad es lo que te llevará realmente hacia donde quieres. Así que te animo a que comiences a estar un poco incómodo y que consigas aquello que te propongas.

 

Por último, no olvides compartir el post, aunque sea “un poco incómodo” hacer clic.