¿Qué le interesa a la gente? ¿Qué necesitan?

Entre otras cosas, necesitan alcanzar sus objetivos sin esfuerzo.

¿Es posible eso? No lo sé. Yo no tengo esa varita mágica que lo haga.

Posiblemente se puedan conseguir éxitos sin esfuerzo; pero estoy convencido de que no conseguirás lo que verdaderamente quieres sin un focus. Eso lo tengo muy claro.

Existen muchas maneras distintas de realizar una tarea. Algunas son más eficientes que otras. Algunas incluso no se han “creado” aún, hasta que nos ilumine otro genio más que pare y reflexione sobre otra forma de hacerlo.

Yo, particularmente uso el modelado; si algo le funciona una persona, copio su comportamiento y pasos realizados. Suelo obtener entonces unos resultados muy parecidos al del “creador”. Son, sin duda, resultados eficaces. Posteriormente, analizo e intento colocar mi sello de identidad. Incluso cuando algo está bien hecho, me paro con la intención de averiguar nuevas maneras de mejorarlo. Estandarizo la nueva acción y cuando llega el momento, pienso de nuevo en mejores formas de llevarlo a cabo. Es, la tan conocida, mejora continua (Kaizen).

Pero esto funciona cuando enfocas. Cuando tu mente se centra en un aspecto de tu negocio o de tu vida misma. Cuando tienes un punto de referencia que casi te consume. Una meta.

Yo no soy bueno en todo. ¡Por supuesto que no! De hecho, soy enormemente imperfecto. Es por ello que, y ahora te hablo de mi negocio (JDR Coaching), observo déficits. Y resulta que esos déficits están alineados directamente con la falta de foco en ellos. Están afiliados con mi falta de pensamiento hacia ellos y, por consiguiente, de esfuerzo.

Puedo hablarte, por ejemplo, de mi canal de youtube o mis redes sociales. Algunas personas cercanas, y no tanto, me dicen que mi canal de youtube puede ser un arma fundamental en nuestro crecimiento y, por consiguiente, muy productiva. Sin duda hay videos aquí que ya llegan a las 30.000 visitas. Pero, sinceramente; eso no es más que la mínima parte de la décima parte de la punta del iceberg. Existen youtubers con una cantidad de seguidores abrumadora. Pero incluso ellos, han puesto el focus en esa herramienta audiovisual y han tenido que realizar esfuerzo para llegar al nivel actual. Su mente siempre está pensando en el próximo video. Su cerebro les lleva constantemente al video semanal. ¡Un video semanal! ¡Uno por semana! Requiere, créeme, de esfuerzo, disciplina, creatividad y por supuesto amor a su profesión. Ahí está el focus.

Por otro lado, también hemos notado en JDR Coaching grandes avances. Incluso, podríamos hablar, de cotas superiores. Éste es el caso de nuestras acciones formativas. Analizando el año 2016, observamos que el 72% de las empresas que realizaron un curso con JDR Coaching, repitieron. Sin duda, es un dato positivo sobre el buen hacer y la productividad obtenida en nuestras acciones formativas. En realidad, no creo que deba hablar aquí de lo bien que lo hacemos; eso compete directamente a aquellos que tuvieron la oportunidad de participar en uno. Puedes ver testimonios en mi web. No obstante, si salió bien fue porque pusimos el focus y el esfuerzo en dichas acciones.

No hay otro camino.

Sinceramente; nos queda mucho por aprender. ¡Y bendito sea! Desde este lado preferimos ser un “preguntalotodo” a un “sabelotodo”.

Si quieres conseguir algo, céntrate día y noche en la meta. Visualízala. Podrías incluso imaginarte que ya la has conseguido. Puedes incluso sentir el momento de la llegada al éxito. Ten el focus y avanza hacia él. Luego ya se te ocurrirán maneras de llegar antes o de ser más eficiente. Te repito que yo no tengo la varita mágica de conseguir objetivos sin esfuerzo, pero con mi nivel de conocimiento no puedo prometerte que puedas conseguirlo. Quizá seas un genio. Es sí; sin el tan famoso focus, te garantizo que es imposible.

 

Comparte si te ha servido este post